coordinacion en corredores
Carrera, Triatlón

¿Por qué es Importante la Coordinación en Corredores?

La coordinación en carrera, esa gran olvidada. Te mostramos las claves para trabajarla, mejorar el rendimiento y disminuir el riesgo de lesión.

La coordinación es una capacidad física complementaria, la cual permite al deportista realizar movimientos ordenados y dirigidos a la obtención de un gesto técnico. Es decir, la coordinación, complementa a las capacidades físicas básicas (fuerza, resistencia, flexibilidad y velocidad) para hacer de los movimientos gestos deportivos.

Ser una persona más coordinada te hará ser mejor deportista y corredor, algo imprescindible para poner los cimientos con vistas a mejorar

Centrándonos en el running, encontramos una serie de componentes en la coordinación, que influyen en la carrera a pie:

  1. Capacidad de diferenciación: Se debe adecuar cada movimiento o gesto a los requisitos espaciales del momento, interpretando así cada modificación que se produce en el entorno.
  2. Capacidad de equilibrio: Habilidad para mantener el equilibrio en los cambios de posición sobre el espacio.
  3. Capacidad de sincronización: Encadenar movimientos con precisión y ajustarlos al objetivo concreto, por ejemplo realizar un giro de 90º.
  4. Capacidad de ritmo: Respetar los ritmos que requieren cada situación, haciendo que el conjunto de estas se desarrolle con fluidez.
  5. Capacidad de readaptación: Adaptación a los nuevos entornos que van surgiendo, por ejemplo una subida o bajada con bastante desnivel.

¿Por qué Entrenar la Coordinación?

Muchos detalles suman, y la coordinación en carrera es uno de los tantos factores que condicionan el rendimiento en carrera, y además, ayuda en la prevención de lesiones. La labor de la coordinación es vital en el entrenamiento, ya que un corredor coordinado va a ser más eficiente por ser mejor técnicamente, optimizándose la energía más, y por tanto, retrasando la fatiga lo máximo posible.

Cuando entrenamos la coordinación, trabajamos la eficacia del sistema nervioso, lo que no solo se traduce en una buena figura estética corriendo (algo que todos buscamos), si no que también se traduce en una mayor capacidad para adaptarnos a las variaciones en el terreno, que provocan a su vez variaciones en nuestra técnica e implicación muscular.

Un corredor coordinado va a ser más eficiente por ser mejor técnicamente

Por tanto, el trabajo de coordinación hará que seamos más eficaces en entornos cambiantes (superficies, desnivel, condiciones climáticas…), además de aportarnos ese extra de rendimiento en situaciones competitivas como cambios de ritmo.

Sin duda en las carreras de trail la importancia de la coordinación adquiere aún más relevancia, ya que las condiciones son mucho más cambiantes que en una carrera normal, y la mejora de la coordinación hará que se reduzca notablemente el riesgo de esguinces de tobillos.

Una de los puntos claves para mejorar la coordinación en corredores es incidir sobre la mejora de la movilidad del tobillo, la cual que se ha ido perdiendo por el uso del calzado en nuestra vida diaria. Esto será clave para conseguir un tobillo reactivo, y que seamos nosotros los que empujemos al suelo y no al revés. Además, la falta de movilidad del tobillo está relacionada, según han determinado diferentes estudios con una mayor incidencia de las lesiones el las articulaciones de cadera, rodilla y tobillo, además de zona lumbar. El mecanismo es sencillo: si el tobillo no se mueve bien va a afectar a la articulación superior (rodilla), y esta a su vez a la situada más arriba (cadera).

¿Cómo Entrenar la Coordinación?

Existen muchos ejercicios para trabajar y mejorar la coordinación. Aquí tienes los más importantes:

  1. Ejercicios pliométricos con salto para mejorar la movilidad del tobillo. Comenzaremos con una altura pequeña para ir incrementándola poco a poco.
  2. Desplazamientos. Trabajar diferentes tipos de desplazamientos en todos los ejes y planos y en diferentes superficies (arena, hierba, tierra, asfalto…).
  3. Variar la velocidad de ejecución. Tanto de los ejercicios de desplazamiento en todos los ejes, en ejercicios de técnica específica, como en carrera a pie pura.
  4. Importancia de los giros. Aprender a girar bien, ya que cuando corremos tenemos un componente rotacional muy importante, debido a que cuando levantamos la pierna izquierda rota el brazo izquierdo.
  5. Trabajar la simetría del hemisferio izquierdo y derecho del cuerpo, algo vital para no desperdiciar fuerza de avance horizontal.
  6. Coordinación en escalera de agilidad. Con estos ejercicios vamos a conseguir, entre otros beneficios, una disociación de ambas piernas y del tren superior e inferior. Aquí os dejamos algunos ejercicios, es interesante, después de cada uno de ellos realizar una progresión corta a modo de trasferencia.
Os dejamos en nuestro Facebook algunos videos con ejercicios de ejemplo

Sin duda es imprescindible ir poco a poco y acudir a profesionales, para que tu planificación sea individualizada y aproveches cada día de entrenamiento. Si quieres que te ayudemos a conseguir tus objetivos deportivos contacta con nosotros.

 

 

Related Posts