activación del core
Fuerza

Entrenamiento del Core. Activación antes de Fuerza

¿Sabes qué en los últimos años han aumentado en un 35% las lesiones relacionadas con el entrenamiento en el gimnasio? Sigue leyendo, un buen entrenamiento del Core evitará posibles molestias

El aumento de las lesiones en el entrenamiento de fuerza se produce por 3 razones principalmente:

  1. Mala planificación de las cargas de entrenamiento.
  2. Error técnico en la ejecución del movimiento.
  3. Intensidad y volumen de entrenamiento inadecuados

En este artículo nos vamos a centrar en cómo mejorar la activación de la musculatura central, con el objetivo de transferir está activación al ejercicio, y poder así mover cargas de manera más segura y eficaz.

Estabilidad Lumbopélvica y Entrenamiento de Core

¿A qué nos estamos refiriendo? La faja lumbopélvica, compuesta por una serie de músculos que tapizan el abdomen, la pelvis y la zona lumbar, es la encargada de proporcionar sostén y amortiguación contra los impactos y presiones a los que sometemos a la columna vertebral.

El calentamiento de la musculatura abdominal y lumbar, nos ayudará a prevenir lesiones y aumentar el rendimiento

Además proporciona una importante función estabilizadora que favorecerá la adopción de una correcta postura corporal, tanto en el entrenamiento de pesas, de running, de natación, e incluso en acciones comunes de nuestra vida cotidiana cómo preparar una tortilla. El entrenamiento del Core, que favorece la estabilidad lumbopélvica, es ampliamente recomendado dada su influencia en la mejora del desempeño atlético, prevención de lesiones.

Entrenamiento de Core Previo a los Ejercicios de Fuerza

Como ya hemos visto, la activación de este corsé protector de la columna vertebral nos sirve para evitar lesiones, mejorar la técnica y por tanto el rendimiento en nuestras acciones.

Normalmente la activación de esta musculatura (recto abdominal, multifidos, oblicuos y transverso abdominal) se produce al final de nuestra sesión de pesas, con las bien conocidas series de abdominales y en ocasiones lumbares, situadas en último lugar dentro de nuestra rutina de ejercicios.

La activación de la musculatura del Core previo al entrenamiento de fuerza reducirá el riesgo de lesión

El principal inconveniente de esto radica en que los demás ejercicios se han realizado sin una activación previa de la musculatura del CORE, por lo que no hemos potenciado su función sinergista o estabilizadora del movimiento que favorece en mayor medida a la protección de la columna vertebral, especialmente en la zona lumbar, reduciendo el riesgo de sobrecargas y lesiones.

El calentamiento, en general, produce la activación de la musculatura implicada, mejorando la circulación sanguínea en la zona y por tanto optimizando su funcionamiento. Esto en pocas ocasiones se tiene en cuenta, pese a que se ha comprobado que el aumento de la temperatura de la zona central del cuerpo, es decir el centro de gravedad situado en la faja lumbopélvica, está directamente relacionado con la mejora del rendimiento físico.

En definitiva, la musculatura del Core está ahí para ayudarte y protegerte, no olvides potenciarla y activarla en cada repetición.

En nuestro Facebook puedes encontrar varios videos con ejercicios específicos, espero que te resulte útil. ¡Nos vemos pronto!

Related Posts