entrenar en ayunas
Nutrición

¿Entrenar en Ayunas? 3 Claves para Sacarle el Máximo

¿Conoces los beneficios de entrenar en ayunas? Hoy hablamos de cuando y cómo hacerlo para sacarle el máximo beneficio, sigue leyendo.

Últimamente hemos recibido bastantes consultas sobre la utilidad del entrenamiento en ayunas, especialmente en corredores, ciclistas y triatletas de larga distancia. Algunos dudan de su efectividad y otros quieren entrenar en ayunas todas las semanas. Hoy vamos a ver cómo aplicar un entrenamiento en ayunas para que sea efectivo, mejorando nuestro rendimiento y sin poner en riesgo nuestra salud.

¿Cómo realizar un Entrenamiento en Ayunas?

Distintos autores respaldan en sus artículos los beneficios de entrenar en ayunas para la optimización del uso de ácidos grasos, tan necesario en pruebas de largas distancia, del mismo modo, estos artículos científicos dejan claro que el entrenamiento en ayunas no puede aplicarse si no se reúnen ciertas circunstancias, poniendo en ocasiones e riesgo la salud si se realiza de forma incorrecta, poniendo demasiado al límite a nuestro cuerpo. 

Para que el entrenamiento en ayunas sea efectivo no debes sobrepasar el umbral aeróbico

Para que nuestro entrenamiento en ayunas sea efectivo debemos tener en cuenta:

Entrena por la Mañana

Debes entrenar en ayunas siempre por la mañana, o cuando no hayas consumido hidratos en las 8 horas previas y puedes tomar un café solo antes de comenzar la sesión. Además el día anterior debes reducir al máximo el consumo de hidratos de carbono desde la comida. Todo ello ayudará a vaciar los depósitos de glucógeno muscular y hepático con el objetivo de potenciar el uso de grasas, lo cual es el objetivo de este tipo de entrenamientos.

No Entrenes por encima del Umbral Aeróbico

En tus sesiones en las que vayas a entrenar en ayunas para optimizar el uso de ácidos grasos, no sobrepases la intensidad que corresponde al umbral aeróbico (65% de nuestra FC Máxima aproximadamente). Recordemos que nuestro objetivo es hacer trabajar al sistema oxidativo, y a intensidades más altas ya empieza a actuar en mayor medida el sistema glucolítico que utiliza el glucógeno como fuente de energía.

El objetivo del entrenamiento en ayunas es optimizar el uso de grasas como fuente energética

Al finalizar la sesión de entrenamiento debes realizar un desayuno lo más completo posible, añadiendo un suplemento de proteína de calidad, con el objetivo de llenar los depósitos de glucógeno y reducir la destrucción muscular.

En definitiva, entrenamiento en ayunas si, pero siempre que se haga con unos objetivos concretos, una planificación adecuada y siguiendo estas recomendaciones.

Si por horarios te es imposible realizar entrenamientos en ayunas no te preocupes, hay otro tipo de sesiones efectivas para conseguir los mismos objetivos. Espero que te sirva para mejorar tu rendimiento, gracias por parar unos minutos en nuestra web, ¡nos vemos pronto!

Related Posts