piernas en ciclistas
Ciclismo

Musculatura de las Piernas en Ciclistas

¿Conoces los músculos que se activan en las piernas de un ciclista? Te ayudamos a saber cuales son en cada fase de la pedalada y por qué debes potenciarlos 

El ciclismo es un deporte cíclico, es decir, se caracteriza por seguir un mismo patrón de movimiento de manera constante, por lo cual tanto la técnica, como la fuerza que se aplica en cada pedalada van a tener máxima relevancia en el rendimiento del ciclista o triatleta, haciéndolo más o menos eficaz.

En este artículo nos vamos a centrar  en la fuerza aplicada, definiendo la musculatura del miembro inferior que está implicada en el pedaleo y que, por tanto, se debe potenciar, bien en sesiones aisladas de gimnasio y/o en entrenamientos de fuerza específica.

En ciclismo debemos trabajar los músculos implicados en cada pedalada, tanto en sesiones aisladas de fuerza, como en entrenamientos de fuerza específica

Durante el pedaleo colaboran, en las piernas de un ciclista, otros músculos a parte del cuádriceps e isquiotibiales, los cuales también están implicados en generar la fuerza suficiente como para repetir el ciclo de nuevo y hacer nuestro avance más eficaz.

Si comparamos el plato y el pedal de la bicicleta con un reloj de agujas, podemos clasificar cada ciclo completo en 2 fases diferentes:

Fase 1: Fase de Presión o de Empuje

La mayor parte de la fuerza aplicada desde las 12 hasta las 6 corresponde a la primera fase, donde la articulación del cadera y rodilla se extienden, trabajando principalmente el cuádriceps y el glúteo mayor. Desde las 12 hasta las 5 es la zona donde se aplica mayor fuerza, produciéndose el golpe de pedal.

Desde las 5 hasta las 6, los gemelos y el sóleo participan en el empuje junto al cuádriceps

musculatura ciclismo
Fuente: TrainingPeaks

Fase 2: Fase de Recuperación

Entre la posición de las 6 a las 12, dónde el pie vuelva a la cima preparándose para otro empuje se activa la musculatura que tiene como función la flexión de cadera, rodilla y tobillo. Momento donde la pierna opuesta debe estar realizando el movimiento de fuerza descendente para optimizar la propulsión.

Desde las 6 hasta las 8, es el tibial anterior es quien trabaja y quien inicia esta fase de recuperación junto al  tríceps sural (que tiene como objetivo poner el pie en flexión plantar) e isquiotibiales (que desplaza el pie hacia atrás)

Desde las 8 hasta las 9 entran en escena los isquiotibiales, de nuevo, y el músculo poplíteo. El movimiento no es hacia abajo, sino hacia atrás. Sin embargo, es el cuádriceps de la pierna contraria el que tiene un papel más importante, ya que empuja el otro pedal hacia abaja provocando que el otro suba.

Finalmente, desde las 9 hasta las 12 se activa el psoas, el ilíaco, el sartorio y el tibial anterior con el objetivo de colocar el tobillo en flexión dorsal  y poder pasar el punto muerto superior. Si se aprovecha bien esta fase servirá para partir con una buena inercia en el principio del nuevo ciclo.

Espero que te sirva de ayuda para planificar tus sesiones de fuerza en el gimnasio, mejorar tu técnica y tu rendimiento. Si quieres formar parte de nuestro grupo de entrenamiento contacta con nosotros.

 

 

 

Gracias por pasar un rato en nuestra web. ¡Nos vemos pronto!

Related Posts